Todo lo que siempre has querido saber de moda y tendencias:outfits, zapatos, complementos, trucos, curiosidades y las mejores gangas de la Red

Cuándo no es recomendable hacer una mamografía en Sevilla

Tener salud está de moda. En muchas ocasiones las mujeres acudimos al médico por diversas causas y la mejor prueba a realizar es una mamografía en Sevilla. Pero existen casos en los que no es muy recomendable que esta prueba se lleve a cabo. ¿Cuándo no puedo someterme a una mamografía?
En la actualidad hay variedad de corrientes que disputan el papel de la mamografía, uno de los servicios que ofrece Clínica ResolanaPodría ser su beneficio menor que el que durante años hemos creído. Sin embargo, hay que tomar en cuenta  ha sido de gran ayuda para reducir la tasa de muertes por cáncer de mama y a hacer disminución del tratamiento que complementa a la cirugía (un ejemplo, la quimioterapia).
Puede o no tener un papel de relevancia. Corrientemente, lo que no hay  es que hacer mamografías con intervalos mínimos a un año, como prevención de screening, a menos que haya una alteración específica que se deba seguir.
Conjuntamente, en pacientes jóvenes no significa que esté contraindicada, pero su rentabilidad de prueba es demasiado baja por el hecho de que la mama es densa y se ve enormemente mal. Igualmente, indica que hay alteraciones genéticas de pocas frecuencias en las que las radiaciones deben evitarse, por lo tanto en casos como este deberían estimarse los pros y contras de la mamografía en Sevilla con sumo cuidado.
En mujeres con mamas densas, como ocurre en mujeres jóvenes, la mamografía posee una baja rentabilidad, por lo que habitualmente es complementada con una ecografía mamaria. La (RMN) resonancia magnética nuclear está indicada solo como despistaje del cáncer mamario para las pacientes de riesgos altos definidas aquellas pacientes con alteración genética hereditaria detallando que, la resonancia como prueba de screening “está indicada solamente” en pacientes de riesgo hereditario alto; pero en mujeres con mamas densas no ha manifestadoningún valor.
¿Cada cuanto hacerse una mamografia?
En el caso de antecedentes familiares con cáncer mamario, el profesional sostiene que debe valorarse de manera muy individual cada caso y, depende de los historiales familiares y del parentesco, ya que no es igual una hermana que una prima, madre o hija, las mamografíasserán recomendadas antes de tiempo o no.
Corrientemente en pacientes de riesgo más altos, cuando hay hermana o madre con historiales, es recomendable comenzar a hacer evaluaciones radiológicas de la mama que podrían ser mamografía, o no, unos diez años por lo menos antes de la edad del más joven familiar y, ciertamentejamásmás tarde de los 50 años de edad.
La (AECC) Asociación Española contra el Cáncer precisa que las mujeres en edad, entre 50 y 65 tienen que realizarse mamografías corrientemente (cada 2 años), a su vez resalta que  las mujeres deben recurrir aúnno presentando síntomas.enmuchas comunidades son incluidas a las mujeres entre 45-49 años y 66-69 años en las campañas de cribado.
Ademásseñala a aquellas damas con una edad menor de 40 años y con alto riesgo de cáncer mamario (historiales familiares o personales de cáncer mamario, alteraciones genéticas, etc.). “En casos como este su ginecólogoserá quien le encomiende la realización de una mamografía.
A la vez, sugiere la realización de la mamografía para cualquier mujer, que sin importar su edad, presente síntomas y se lo indique su especialista.
Efectos secundarios de las mamografías
Preguntando por ultimo si hay efectos secundarios de las mamografías, el especialista Cortés, del IOB, apunta que hay dos consideraciones de gran importancia: primero, la ansiedad y el estrés que aportan a las pacientes las alteraciones halladas que, en gran parte de los casos, estaremos frente a unapatología benigna o tumoración.
Asimismo, señala que, al ser una prueba que expone irradiación, el abuso de la mamografía “incluso puede aumentar ligeramente el riesgo de cáncer mamario”, como ocurre cuando se hacen cada 6 meses a través de muchos años.
Dicho esto, es de suma importancia enfatizar lo importante que es  la mamografía como prueba de screening al haber verificado de forma clara una disminución de muertes por cáncer de mama sin ningún tipo discusión.