Todo lo que siempre has querido saber de moda y tendencias:outfits, zapatos, complementos, trucos, curiosidades y las mejores gangas de la Red

Revisa el estado de tus neumáticos

Nuestro coche es uno de los elementos indispensables de nuestra vida. A la hora de elegirlo siempre tenemos en mente que sea útil, cumpla con nuestras expectativas pero sobre todo que se asemeje en cierta medida a nuestra personalidad.

Sin embargo con el paso del tiempo es muy difícil dedicarle toda la atención que requiere. Uno de los elementos que más olvidamos son las ruedas. Si no quieres tener que acudir a un alquiler de grúas porque tu coche te ha dejado tirada, deberías leer este post.

Presta atención a los neumáticos

Las señales más comunes que indican los profesionales como Grúas Torre del Oro son:

  • Neumáticos flojos. Si alguno de ellos ha perdido la fuerza que tenía anteriormente o presenta un aspecto completamente desinflado debes cambiarla. En un primer lugar hay que descartar que sea un pinchazo. Acudir al taller es la opción más inteligente para comprobar el estado de la membrana. En algunas ocasiones con un kit de pinchazos la rueda puede seguir funcionando durante un tiempo más. Hay que tener en cuenta que cabe la posibilidad de que se trate de algo puntual y simplemente se haya desinflado.
  • Dibujo desgastado. Esta es una muestra muy clara. Deben cambiarse cuanto antes para mayor seguridad de todos. Si el dibujo es inferior a 1,6 mm o la diferencia de profundidad de las ranuras principales de los neumáticos del mismo eje supera los 5 mm el vehículo tendrá prohibido circular en función del Código de Circulación.
  • Neumáticos caducados. Los neumáticos no pueden tener más de diez años de vida. Así que si compraste tu fantástico coche hace años y aún no los has cambiado, quizá deberías prestarles más atención. Si en la ITV descubren que algunos o todos los neumáticos tienen más de 10 años, no podrán pasar la prueba.
  • Un desgaste desigual. Esto puede indicar que hay otro problemas en el coche. Entre otros hay un fallo en el equilibrio, transmisión o suspensión. También es indicativo de que has utilizado el coche con poca presión en las ruedas.
  • Señales de envejecimiento. Si observas que existen pliegues en las gomas. Así como grietas o asperezas, es momento de ir al taller.

No esperes más si tus ruedas tienen alguno de estos indicios. Acabar necesitando un servicio de alquiler de grúas podría fastidiarte el día por completo.